Acceder a la página www.krosmoz.com

Si sigue navegando por este sitio web, estará aceptando el uso de cookies, gracias a las cuales podemos proponerle un contenido personalizado y realizar estadísticas de visitas.Para mayor información y para configurar las cookies. X

No flash

Djaul

Djaul es el protector de desiembro. Solo sueña con una cosa: sumir el Mundo de los Doce en un invierno eterno. ¿Cómo? Sometiendo al mes que tiene a su cargo, ¡por supuesto! Por eso, cada año, intenta quitarle unos días a javián. Pero Jiva, la protectora de este mes, ¡no está dispuesta a aceptar la custodia compartida!

15
Desiembro
Centoror

Los aventureros nacidos bajo el signo Centauroro son unos «imposadores» natos. En otras palabras, tienen la manía de apropiarse de los bienes de los demás. Su lema: «Todo lo que es tuyo es mío también, sobre todo si tiene valor». Si además tienen la desgracia de ser discípulos de Anutrof, este carácter suyo hará de ellos ¡unos agarrados de la peor especie!

Eboren
Eboren es la santa de la gordura. Ella es la responsable de las formas curvilíneas de ciertas personas. Tiene tanto poder que ¡ni la dieta de porkabato de Miss Amakna es efectiva!

Efecto santo

Hoy, te sentirás hinchado. Pregúntale a tu espejo qué opina de tu reflejo, seguro que te responde que encuentra dejadez. En lugar de ponerte a lloriquear, toma cartas en el asunto y muerde ya la manzana. O hazte una cura a base de sopa. Eso sí, olvídate de la charcutería, ¡no hay otra solución!

Bonus y misiones DOFUS

Bonus: Botín
Las posibilidades de conseguir un botín aumentan un 100% en la zona de la llanura de los puerkazos.

Misión: Ofrenda para Eboren

Recolectar 4 Cuero de puerkazo y llevárselo a Ontoral Zo

Misión de ofrenda WAKFU

Eboren


Bonus y misiones DOFUS Touch

Bonus: Botín
Las posibilidades de conseguir un botín aumentan un 100% en la zona de la llanura de los puerkazos.

Misión: Ofrenda para Eboren

Recolectar 4 Cuero de puerkazo y llevárselo a Ontoral Zo

El Chismanax

Argui es el presentador del concurso Mejor Pan de Bredsburgo. No hay nadie como él para juzgar la calidad del pan: su olor, su color, su miga ¡y todo lo que lo convierte en una delicia para las papilas! Viendo su cintura, está claro que no se contenta con dar bocaditos...